Nivel Secundario / Orientaciones

Economía y Administración

La Escuela Secundaria Orientada en Economía y Administración se constituye en un espacio formativo en el que se preserva parte de la formación en temas específicos ligados al área contable y administrativa. A su vez, se incorporan contenidos de Economía con el objeto de que los jóvenes puedan interpretar este tipo de hechos realizando un análisis crítico de los distintos aspectos implicados, prestando especial atención al mundo del trabajo como objeto de conocimiento.

Esta escuela se propone formar graduados que conozcan la génesis del mundo económico argentino y sus principales problemas, abordando temas vinculados al desarrollo, la distribución del ingreso, las relaciones entre los mercados de trabajo y el empleo con las condiciones de vida. Del mismo modo, se busca propiciar el conocimiento de experiencias que, como sucede con la economía social, representan en la actualidad un modo de producción y organización social, creciente y alternativa al dominante, así como rico y significativo para que los estudiantes aprendan sobre él.

Ciencias Sociales

La Escuela Secundaria Orientada en Ciencias Sociales define a estas como sistemas reflexivos que tienen, entre sus cualidades características y distintivas, la función de observar el mundo social desde el que ellas mismas son producidas y la utilización de métodos de investigación que las diferencian particularmente de otras ciencias.

En este sentido, para esta orientación se analizan las sociedades y las relaciones entre los individuos, los grupos y las clases sociales que las integran, desde una pluralidad de concepciones y de disciplinas que son las que se han incorporado a las Ciencias Sociales. Las más tradicionales, Historia y Geografía, hasta las de inserción más recien-tes, Economía Política, Antropología, Sociología y Comunicación que crean mayores y mejores condiciones para la ampliación del horizonte temático, así como modos de problematización más acordes con la complejidad de las actuales transformaciones políticas, económicas y socio-culturales, también los problemas ambientales que pueden derivarse de ellas.

El estudiante, a medida que trata los problemas del mundo actual mediante las corrientes de pensamiento de estas ciencias, lee e interpreta sobre su lugar en el mundo y el lugar de los otros en él. En ese tránsito aprende la posibi-lidad de analizar críticamente sus propios mundos y la sociedad global a la que pertenece.